Contenido revisado por un veterinario de Essentials PetCare

Lo esencial 

1. Qué: Malestar gastrointestinal se refiere a Trastornos gastrointestinales (GI) que pueden afectar la salud digestiva de perros y gatos. La gastroenteritis es el trastorno gastrointestinal más común. Es una inflamación del tracto gastrointestinal, es decir, el estómago y los intestinos. 

2. Por qué: La gastroenteritis suele ser una enfermedad menor tratable. Sin embargo, existen varias afecciones graves que pueden causar trastornos gastrointestinales en las mascotas. Los gatos y perros con trastornos gastrointestinales experimentan dolor abdominal, diarrea intermitente, vómitos ocasionales y deshidratación peligrosa.  

3. Cuándo: Se debe consultar a un veterinario cada vez que su mascota vomite o tenga diarrea más de dos veces en un período de 48 horas. También consulte al médico si su mascota se niega a comer durante más de 24 horas. 

4. Cómo: El diagnóstico de un trastorno gastrointestinal requiere el proceso de eliminación. El veterinario eliminará las afecciones más graves antes de realizar un diagnóstico de gastroenteritis. Es posible que se requiera un historial médico detallado, un examen físico completo y pruebas de diagnóstico. 

5. Precio asequible de EPC: Paquete GI Upset para perros y gatos: $ 80. Reserve una visita ahora

Qué es GI Upset 

Malestar gastrointestinal se refiere a trastornos gastrointestinales (GI). Cualquier trastorno que impida la correcta digestión de los alimentos o la absorción de nutrientes se considera un trastorno digestivo. Si su mascota sufre de trastornos gastrointestinales, está experimentando problemas con su sistema digestivo.  

El trastorno gastrointestinal más común es la gastroenteritis, una inflamación del tracto gastrointestinal, es decir, el estómago y los intestinos. El malestar gastrointestinal en su mascota puede ser causado por una infección por bacterias, virus, alergias alimentarias, medicamentos, parásitos, falta de enzimas digestivas o la ingestión de un objeto extraño. Un gato o un perro con malestar gastrointestinal siente dolor abdominal y experimenta vómitos y diarrea intermitentes.  

Al igual que los humanos, la digestión saludable de una mascota es esencial para mantener los niveles de energía adecuados, construir tejido y regular los electrolitos y aminoácidos. Siga leyendo para aprender a reconocer los signos de malestar gastrointestinal en su mascota y consulte con su veterinario antes de recurrir a cualquier remedio. 

Condiciones que Cutilizar GI molesto in Dogs y gatos 

Existen varias afecciones graves que pueden causar trastornos gastrointestinales en las mascotas. Su veterinario discutirá las posibilidades aplicables a su mascota dado su historial médico, raza y resultados de pruebas. Algunos de los problemas de salud más graves que provocan trastornos gastrointestinales en perros y gatos son: 

  • Alergias o reacciones adversas a los alimentos. 
  • Sobrecrecimiento bacteriano 
  • Trastornos cerebrales que causan vértigo, también conocida como enfermedad vestibular 
  • Cáncer - de casi cualquier tipo 
  • Enfermedad crónica: páncreas, hígado o riñón  
  • Colitis 
  • Trastornos hormonales, como hipertiroidismo, diabetes o enfermedad de Addison 
  • Enfermedad inflamatoria intestinal, similar a la enfermedad de Krohne en personas  
  • Intususcepción: un bloqueo intestinal en el que los intestinos realmente se proyectan dentro de sí mismos. 
  • Dolor o estrés 
  • Envenenamiento: por plantas, agentes de limpieza, medicamentos u otros artículos domésticos tóxicos. 
  • Úlceras estomacales 
  • Hinchazón de estómago, casi exclusivamente en perros de razas grandes. 
  • Infecciones del tracto urinario 

Los síntomas de la GI Molesto en Perros y gatos 

Además del dolor abdominal, los vómitos y la diarrea, los perros y gatos con trastornos gastrointestinales pueden negarse a comer o beber, o tener arcadas cuando intentan comer o beber. La regurgitación es otro síntoma común en el que se producen alimentos no digeridos sin los signos de arcadas que son comunes con los vómitos. Una vez que la mascota expulsa el contenido del estómago, habrá una bilis espumosa y amarillenta en el vómito que continúa. Las mascotas también pueden parecer incómodas, letárgicas y experimentar flatulencias. Es probable que la mascota presente una fiebre leve. La deshidratación comienza después de 24 horas de vómitos y diarrea.  

Consejo esencial: Llame a un hospital veterinario de servicio completo o a la sala de emergencias de animales de inmediato si ve grandes cantidades de sangre, un juguete u objeto extraño en las heces o el vómito de su mascota. Si se da cuenta de que su mascota ingirió medicamentos, productos químicos, plantas tóxicas o cualquier otra sustancia peligrosa. 

Incluso si ninguno de estos está presente, se debe consultar a un veterinario cada vez que su mascota vomite o tenga diarrea más de dos veces en un período de 48 horas. Mientras se dirige a la clínica veterinaria, tenga mucho cuidado al recoger a su mascota que sufre de malestar gastrointestinal. El dolor en el estómago y los cuartos traseros puede hacer que la mascota sea resistente a la manipulación y las caricias. 

Diagnóstico de malestar gastrointestinal en su mascota 

El diagnóstico de trastornos gastrointestinales requiere el proceso de eliminación. El veterinario descartará afecciones más graves antes de realizar un diagnóstico de gastroenteritis. Esté preparado para proporcionar respuestas detalladas a preguntas críticas sobre el historial médico de su mascota, que incluyen: qué alimenta normalmente a su mascota y con qué frecuencia; todo lo que su mascota comió o pudo haber comido en las 48 horas antes de mostrar signos de malestar gastrointestinal; exposición a sustancias tóxicas como medicamentos, pesticidas, productos de limpieza o productos químicos; problemas de salud preexistentes y medicamentos administrados. Asegúrese de informarle al médico si su mascota ha estado en contacto con personas o animales nuevos, por ejemplo, si frecuenta un parque para perros. 

Durante un examen físico completo, el veterinario buscará evidencia de deshidratación, dolor abdominal, distensión abdominal, hinchazón y cualquier otra anomalía física. También se registrarán los signos vitales de su mascota, como la frecuencia cardíaca y la temperatura. El médico puede necesitar pruebas adicionales para llegar a cero en un diagnóstico, que pueden variar desde: 

  • Recuento completo de células sanguíneas (CBC)  
  • Química sérica y electrolitos  
  • Urinalysis  
  • Radiografías de abdomen (radiografías)  
  • Ultrasonido abdominal  

Al recibir los resultados de las pruebas, su veterinario podrá descartar las posibles causas del trastorno gastrointestinal y aconsejarle sobre la mejor ruta de tratamiento para las necesidades de su mascota. Hasta entonces, el veterinario probablemente recomendará tratamientos de apoyo para mantener a su mascota lo más cómoda e hidratada posible. 

Tratamientos para el malestar gastrointestinal en mascotas 

El tratamiento de la gastroenteritis general incluye la rehidratación y la restauración del equilibrio de electrolitos en la sangre mediante la administración de líquidos con cloruro, potasio y sodio. El reemplazo de líquidos puede administrarse por vía oral, subcutánea o mediante terapia intravenosa, según el nivel de deshidratación de su mascota. Su veterinario también puede proporcionarle recetas portátiles para medicamentos como: 

  • Antibióticos para combatir infecciones bacterianas.   
  • Fármacos antidiarreicos para alterar la actividad intestinal después de que se despeja una obstrucción. 
  • Medicamento contra los vómitos para aliviar los síntomas de tu mascota. 
  • Protectores gastrointestinales para prevenir úlceras de estómago. 

Pregunte a su veterinario cuál es la mejor dieta para alimentar a su mascota para una recuperación completa. El ayuno suele ser parte de un tratamiento para trastornos gastrointestinales. Inicialmente, es posible que se le pida que deje de comer durante 24 a 48 horas y que lo reintroduzca lentamente en tomas pequeñas y frecuentes. Generalmente, durante el tratamiento se recomiendan alimentos altamente digeribles, ricos en fibra y bajos en grasas. La dieta debe adaptarse a las necesidades de su mascota. También debes controlar la hidratación de tu mascota en casa, luego de la visita al veterinario. 

Aunque los casos de trastornos gastrointestinales son comunes y la mayoría de las mascotas se curan por completo en unos pocos días sucios y apestosos, existen aquellas mascotas que tienen trastornos digestivos u otras afecciones de salud más graves que causan problemas continuos del tracto gastrointestinal. Si su mascota necesita un tratamiento a largo plazo, hable con su veterinario sobre el mejor enfoque dietético. Si los problemas de estómago de su mascota son causados ​​por alergias alimentarias, elabore un plan con su veterinario para elaborar un menú alternativo. En cualquier caso, lo que le dé a su mascota es un factor crucial en la salud general de su mascota. 

Remedios caseros para el trastorno gastrointestinal en perros y gatos 

Asegúrese de consultar con su veterinario antes de recurrir a cualquier remedio casero. Si el médico le dice que solo vigile a su mascota, es posible que desee preguntar si se recomienda alguno de los siguientes para ayudar a calmar a su bebé de piel con cólicos. 

Semi-Ayuno 

Podría ayudar a su mascota a restablecer las funciones del tracto gastrointestinal ayunando de 12 a 24 horas. Luego, facilite a su mascota para que coma porciones pequeñas y más frecuentes hasta que vuelva a comportarse como ella misma. Si bien esto generalmente ayuda a la mayoría de las mascotas, es posible que no sea recomendable para razas pequeñas y mascotas con otros problemas de salud. Siga las instrucciones de su veterinario. 

Cubos de hielo 

Si su mascota tiene arcadas y tiene problemas para beber agua, ofrecerle cubitos de hielo podría ayudarlo a mantenerse hidratado. Después de 12 horas, ofrézcale agua con trocitos de hielo hasta que su perro reanude el consumo normal de agua. 

Prevención de trastornos gastrointestinales en ynuestro perro o gato 

Puede ayudar a promover la salud digestiva de su mascota alimentándola con alimentos y suplementos de calidad recomendados por su veterinario. También puede estar atento a los artículos del hogar que puedan ser venenosos para su mascota. 

Según la Sociedad Protectora de Animales, los siguientes alimentos pueden ser peligrosos para su mascota: 

  • Bebidas alcohólicas  
  • semillas de manzana  
  • Huesos de albaricoque  
  • Aguacates 
  • Huesos de cereza 
  • Candy  
  • Chocolate 
  • Café (molido, frijoles y granos de espresso cubiertos de chocolate) 
  • Ajo: 
  • Uvas  
  • Goma de mascar (puede causar obstrucciones y las encías sin azúcar pueden contener el edulcorante tóxico Xilitol) 
  • Lúpulo (utilizado en la elaboración de cerveza casera)  
  • Nueces de macadamia  
  • Alimentos mohosos  
  • Plantas de hongos  
  • Semillas de mostaza  
  • Cebollas y cebolla en polvo  
  • Huesos de durazno  
  • Hojas y tallos de papa (partes verdes)  
  • Pasas  
  • Las hojas de ruibarbo  
  • Sal  
  • Azúcar 
  • Edulcorantes 
  • Té (porque contiene cafeína)  
  • Hojas y tallos de tomate (partes verdes)  
  • Nueces  
  • Xilitol (edulcorante artificial que es tóxico para las mascotas) 
  • Masa de levadura 

La ASPCA nombra estas plantas de interior comunes como tóxicos para las mascotas. Si los tiene, asegúrese de que estén fuera del alcance de sus mascotas. 

  • Aloe vera 
  • Los espárragos  
  • Azalea 
  • AVE del Paraiso 
  • Árbol de hoja perenne chino 
  • Crisantemo 
  • Maíz  
  • Rosa del desierto 
  • Bastón tonto 
  • Oreja de elefante 
  • Holly 
  • Ivy 
  • Jade 
  • Lily 
  • Muérdago 
  • Patetismo 
  • filodendro 
  • Flor de pascua 
  • Rododendro 
  • Palma de sagú 
  • Tulipán 
  • Planta ZZ 

Evite el envenenamiento de las mascotas guardando los medicamentos, los artículos de limpieza y cualquier otra sustancia tóxica. Esté atento a cualquier juguete u objeto que pueda desmoronarse mientras su mascota lo mastica o juega, y que podría tragar. 

Consejo esencial: Essentials PetCare ofrece un paquete GI Upset que incluye un examen médico, pruebas fecales, pruebas de parvovirus si está indicado, recomendaciones de tratamiento y una receta portátil para medicamentos si es necesario, por solo $ 80. Reserve una visita ahora

Equipo 

La visita para tratar el malestar gastrointestinal de su mascota en Essentials PetCare dura unos 15 minutos en promedio. Debes traer una muestra fecal. El médico puede recomendar tratamientos de apoyo hasta que se obtengan los resultados de laboratorio, generalmente dentro de los 3 días hábiles. Concertar una visita ahora mismo. Estamos convenientemente ubicados en Walmart. 

* Essentials PetCare trata los síntomas menores de malestar gastrointestinal. haga clic aquí para obtener una lista de los síntomas que deben verse en un hospital veterinario de servicio completo o en una sala de emergencias para animales.